espacios de trabajo compartidos, coworking

Lograr el éxito profesional no es tarea sencilla, requiere de mucho esfuerzo, talento, disciplina y tiempo. Pero tú, emprendedor o freelancer, ya diste el primer paso para cumplir tus metas, pues decidiste hacerte cargo por tu propia cuenta del futuro que te espera. Ahora que estás pensando tomar un espacio de coworking como centro de operaciones, queremos contarte cómo aprovecharlo al máximo para que el camino al éxito se te haga menos complicado.

  1. Sé activo:
    La primera lección que te ha dejado independizarte es que para que las cosas ocurran tú tienes que hacerlas suceder, y ese es exactamente el espíritu que requerirás para que tu experiencia coworkera sea fructífera. No importa el tamaño de la comunidad a la que te unas, si no estás dispuesto a ser el actor principal de tu futuro. Acércate a la mayor cantidad de personas, entérate bien de los productos y servicios de tus compañeros, asiste a los eventos que se organizan en tu espacio de trabajo y promueve la colaboración, y en muy poco tiempo estarás recogiendo los frutos de trabajar en una oficina compartida.
  2. Hazlo divertido:
    Disfruta de las instalaciones de tu nuevo lugar de trabajo, si hay áreas dedicadas exclusivamente para el entretenimiento es por una buena razón, ya no eres el prisionero de una oficina y debes de aprender que descansar y relajarte te hará mucho más productivo. Además de disfrutar de tu espacio de coworking, mantén relaciones sociales con tus nuevos compañeros, estos consejos harán que puedas disfrutar más de tu trabajo convirtiendo el duro proceso del éxito en una experiencia mucho más satisfactoria.
  3. Administra bien tu tiempo:
    Aunque ser el dueño de tu tiempo es lo mejor que te puede pasar en la vida, al principio puede ser muy peligroso pues no estamos acostumbrados a tanta libertad. Hacer listas de pendientes, calendarizar tus tareas y fijarte tiempos máximos para cada una de ellas, te ayudará a que las horas te rindan mucho más y entonces nunca volverás a salir tarde del trabajo.
  4. Escoge la membresía perfecta para ti:
    La mayoría de los espacios de coworking ofrecen diferentes tipos de membresías, incluso tienen planes completamente personalizables. Es indispensable que seas honesto contigo mismo para reconocer cuales son realmente las necesidades propias de tu actividad y así no pagarás de más. Si recibes visitas de clientes varias veces a la semana, quizás necesites una oficina privada, pero si al contrario sólo necesitas un escritorio un par de días semanales, un espacio flexible será suficiente.

En Community Citroz tenemos la misión de ofrecerte un espacio de coworking en el sur de la CDMX que se adapte a tus gustos y necesidades, contáctanos para conocer los diferentes tipos de membresías que hemos diseñado especialmente para ti.