OFICINAS COMPARTIDAS DF

Muchos de nosotros pasamos tanto tiempo en la oficina como en la casa –algunas veces, más– por eso es que el espacio en el que trabajamos es fundamental.

Cada día más y más empresas le dan una importancia significativa al lugar de trabajo, para que no sólo sea estéticamente agradable, sino también que tenga un buen ambiente y que cada trabajador tenga las herramientas para cumplir sus labores, relajarse y tener servicios de calidad a cambio de su jornada para así poder seguir rindiendo y hacer el trabajo de la mejor manera posible.

Aquellos que trabajan como freelenacers o que empiezan una empresa también consideran la importancia del bienestar, seguridad y comodidad de cada una de las personas que colaboran con ellos, porque un buen lugar de trabajo no es sólo una necesidad, también funciona como recompensa que sirve para motivar a la fuerza laboral.

Muy atrás quedaron esos años en los que nuestras oficinas eran cárceles en donde contabas los segundos para salir corriendo. Lugares con iluminación fluorescente, poca ventilación, con muebles incómodos y una decoración que no se la deseas a nadie. Por fortuna vivimos en un momento en el que nos han probado que trabajar en un buen lugar es tan importante como el trabajo mismo.

Ahora, estamos experimentando con espacios de trabajo mucho más abiertos, en las que “los privados” no existen y en su lugar colocamos salas de juntas, por que claro, un equipo piensa más que una persona sola. Estamos todos conectados y en el mismo espacio. Tenemos áreas de esparcimiento porque sabemos que necesitamos un minuto para descansar y para enfriar la cabeza y así volver con nuevos bríos a nuestras labores.

Tenemos espacios destinados para comer, pasamos tantas horas ahí que necesitamos un espacio para tales fines, pues nada peor y que distraiga más que una oficina que huela a comida.

Contamos con ventilación e iluminación, ya que necesitamos oxigenar el cerebro y tener la iluminación correcta para no cansarnos de más. Y, como estas, muchas cosas que hacen que nuestro tiempo en el trabajo sea una experiencia cada vez mejor. Y es que, al final, si nuestro espacio es bueno, funcionamos mejor y eso es una excelente inversión.

Más aún, el espacio ha revolucionado las relaciones en el trabajo. Los paradigmas han cambiado y esperamos tener líderes que inspiren grandeza y no jefes que produzcan miedo. Queremos colaborar con personas que sean interesantes y que aporten a nuestro trabajo y nos dejen ser partícipes del suyo. Necesitamos integrarnos con aquellos con los que estamos todo el día juntos, conocerlos más y tener empatía. Estamos creando equipos mucho más sólidos y completos y eso también es una buena inversión.

En Community Citroz estamos convencidos de que la importancia que el lugar ejerce sobre el trabajo, y por ello, estamos comprometidos con ofrecerte nada menos que lo mejor: espacios lo suficientemente flexibles para que cada persona o empresa, convierta nuestras instalaciones en una experiencia significativa para cada uno de los miembros de su equipo.