como conseguir capital con crowdfunding

Si quieres levantar capital recurriendo al crowdfunding para iniciar tu empresa, conoce las mejores técnicas para lograrlo.

El crowdfunding –microfinanciamiento o financiamiento colectivo– se ha vuelto una de las formas favoritas de los emprendedores para conseguir el dinero necesario para arrancar sus negocio.  El crowdfunding, en términos mexicanos, consiste en hacer una vaquita, en la que la gente que cree en tu proyecto aporta una cantidad dependiendo de sus posibilidades.

Pero así como ha crecido la cantidad de plataformas dedicadas a esto –Kickstarter como el ejemplo más relevante–, han aumentado también la cantidad de personas que recurren a ellas, haciendo que la competencia por las aportaciones del público sea más complicada. Y es por esto que en Community Citroz queremos darte estos 5 consejos para que, desde el inicio, tomes la delantera frente a tus competidores:

  1. Se siempre honesto: Cuéntale a la gente ÚNICAMENTE la verdad en cuanto a tu producto, las metas de tu startup, los planes a futuro, las recompensas que darás a quienes te apoyen y las razones por las que estás emprendiendo. No prometas nada que no seas capaz de cumplir, y de esta manera ganarás la confianza y la empatía de tu público, de manera que será más probable que se decidan a invertir en ti.
  2. Se agradecido: Cuando las aportaciones comiencen a aparecer, muestra siempre agradecimiento, pues la verdad es que nadie te debe nada y si invirtieron fue solamente porque creyeron en ti. Dar públicamente las gracias a tus mecenas y mantenerlos informados con lo que haces con su dinero, ayudará a que reflejes quién eres en verdad y se convertirá en un buen estímulo para que más y más personas crean en tu proyecto.
  3. Invierte: Para cosechar, hay que sembrar, así que si pretendes que la gente diga “toma mi dinero” es necesario sorprenderlos y para ello se requiere una buena inversión de tiempo, dinero y esfuerzo. Arma un plan de negocios sólido y realista, graba un video de calidad en el que le cuentes al público sobre tu idea y dedica el tiempo necesario a dar seguimiento a lo que está pasando con tu financiamiento. Entre más trabajo y recursos le dediques a esto, mayores serán las contribuciones que obtendrás.
  4. Déjate ver: La difusión de tu proyecto es quizás la parte más importante pues para que las aportaciones lleguen es indispensable que los posibles inversores se enteren de quién eres. Utiliza todos los canales posibles, sobre todo las redes sociales, para que tu mensaje alcance a la mayor cantidad de personas y sea más sencillo encontrar a aquellos que se interesarán en ti.
  5. Muestra tus avances: Desde el principio hasta el final de este proceso es súper importante que mantengas a la audiencia informada de lo que está pasando. Al principio tendrás que mostrar tu situación actual, para después ir contándoles sobre los avances y los planes de tu proyecto y, si conseguiste tu meta y llegó el dinero, será también necesario mostrar que hiciste con el dinero y a dónde te llevará.

Como te habrás dado cuenta, la confianza y la empatía son lo primero que tendrás que ganarte, y sobre esto tendrás que soportar toda tu campaña. Si al final del proceso no consigues cumplir con tus objetivos, no te preocupes pues aún así ya ganaste ya que habrás aprendido importantes lecciones gracias al feedback que obtendrás tanto de los posibles inversores como de tus potenciales clientes. Esta retroalimentación será fundamental para seguir perfeccionando tu negocio.