espacios de trabajo en df

Si estás pensando en emprender un negocio por tu cuenta ¡Felicidades! Ya eres uno de los nuestros. Y como en Community Citroz somos conscientes de tus necesidades como emprendedor, queremos contarte estos 4 consejos de los expertos para que consigas el éxito lo antes posible:

 

  1. Concéntrate en tu idea:
    La idea inicial de tu negocio es lo más importante, así que toma todo el tiempo que sea necesario para trabajar en ella e irla puliendo hasta que se trate de un proyecto realizable. Es básico que emprendas en terrenos conocidos y en algo que verdaderamente te apasiona, pues si el único objetivo es hacerte millonario, te decepcionaras más pronto que tarde al darte cuenta que los resultados tardan en llegar mucho más de lo que te imaginas.
  2. Toma riesgos (financieros y personales):
    Atreverse a emprender es una decisión muy difícil, pues significa poner en riesgo la estabilidad laboral que supone trabajar para otros y jugarnos nuestro futuro y ahorros por ese proyecto; sin embargo, nunca estaremos completamente seguros y entre más rápido comencemos a trabajar en nuestro propio negocio, más rápido lo haremos una realidad. Olvídate de los miedos y mejor concentrate en reducir tus márgenes de error al mínimo.
  3. Aprende de los errores:
    Pero, por más que nos fijemos en las posibles fallas, es un hecho que nos equivocaremos una y otra vez pues, al fin de cuentas, somos nuevos en esto. Dicho errores no tienen porque entenderse como fracasos sino como magníficas oportunidades para reconocer nuestros punto débiles y, a partir de ellos crecer nuestra nueva empresa.
  4. Todo se trata de la gente:
    Lo que sí puede conducirnos irremediablemente al fracaso es pensar que nosotros mismos somos capaces de atender hasta el último detalle de un negocio. Como bien dice el dicho, “zapatero a tus zapatos”: encárgate exclusivamente de las tareas que te competen directamente y aprende a delegar el resto. Escoger al equipo correcto para ocuparse de tu proyecto es un factor clave para alcanzar el éxito. Cuando lo elijas, preocúpate más por lo valores y el talento de las personas que por su experiencia. Recuerda que todos pueden aprender a hacer cosas nuevas; sin embargo, es imposible obligar a la gente a que cambie su cultura laboral o que sus valores empaten con los de tu compañía.